El router es el corazón de tu hogar

Si estás pensando en crear una red inalámbrica para tu hogar, lo primero que debes comprender es que la función de una red es la de “compartir” todos los dispositivos electrónicos y la información almacenada en ellos con el fin de dejarlos disponibles para todos en casa: desde el acceso a Internet y la impresión inalámbrica, hasta videos, fotos familiares y archivos musicales.

Como bien sabes, el dispositivo central de una red inalámbrica es el router. Su función va mucho más allá de solo dar acceso seguro y eficiente a Internet a tus hijos desde cualquier habitación; de hecho, debes pensar que el router que uses debe ser capaz de admitir todo tipo de dispositivos –inalámbricos y cableados- como tabletas, teléfonos inteligentes, impresoras, laptops, consolas de videojuegos, televisores inteligentes, computadoras de escritorio e incluso reproductores Blu-ray y hasta la nueva generación de electrodomésticos.

El router es el centro de conexión de todos los dispositivos a tu alcance. De esa forma podrás contar con un solo lugar para administrar tu red: desde el router, podrás dar acceso a los usuarios a uno u otro dispositivo, establecer prioridades de uso de banda en el caso de compartir la conexión entre un equipo para streaming de video y el acceso a correo electrónico desde otro equipo, establecer controles para horarios de conexión, etc.

El router que escojas se convertirá en el punto central, en el corazón de tu red. Y no solo en tu hogar digital actual, sino en el futuro, a medida que agregues nuevos dispositivos habilitados con capacidad de emitir información de forma inalámbrica.

Por ejemplo, las nuevas generaciones de refrigeradores, secadoras de ropa y lavadoras de platos, entre otros, son capaces de emitir información acerca de su rendimiento. Esta información viaja de manera inalámbrica hacia el router para avisar de una posible avería, de niveles de cambio, terminación del ciclo de lavado o secado o para recordarte que está próxima la visita del técnico de mantenimiento. Por medio del router podrás entonces ver esa información en tus dispositivos inalámbricos, como tabletas, teléfonos inteligentes o tu laptop de forma que puedas tomar decisiones sobre el uso de tus dispositivos, desde cualquier lugar de tu hogar: encendido y apagado de electrodomésticos, solicitud de un repuesto online, conocer el impacto del consumo de energía de tus electrodomésticos.

Por eso debes preguntarte: ¿Será capaz mi infraestructura inalámbrica de soportar tal carga de dispositivos, datos y usuarios? Los fabricantes líderes en equipos para redes inalámbricas están trabajando día tras día para que la “casa digital” sea una realidad y te brinde toda la comodidad, seguridad y bienestar de forma sencilla, potente y veloz.  El responsable de todo este engranaje es el router inalámbrico, que ha dejado de ser un simple dispositivo para proveer acceso inalámbrico a Internet para convertirse en el corazón del hogar interconectado de hoy. Un dispositivo que hizo del hogar un centro avanzado de comunicaciones al crear una rápida conexión para todos tus equipos de red en un instante.

Dispositivos como el router inalámbrico son los que le dan sentido al hogar moderno.

 

Artículo por Ignacio Gallego, Gerente Regional de Ventas, México Home Networking Business Group.

Comments are closed.