Sony Tablet

A algunas semanas de su lanzamiento oficial en México, tuvimos la oportunidad de convivr un tiempo con una S (la tablet de Sony) para probarla, verla, olfatearla, saborearla, disfrutarla y, finalmente, compartir con ustedes nuestras impresiones.Mi relación con Sony siempre ha sido buena y grata. Sea con televisores, laptops, consolas de videojuegos o incluso con un reproductor de CD portátil que aún conservo y utilizo de vez en cuando. Sin embargo, esta estrecha relación de cariño y afecto se vio mermada cuando adquirí, impulsado por el pequeño gamer que habita en mí, un Sony Ericsson Xperia Play: uno de los más frustrantes y desesperantes teléfonos que he tenido, y miren que he tenido varios LG, incluyendo un Cookie. Y así, temeroso y algo incrédulo decidí probar la otra faceta – y primera incursión – de Sony en el mundo de la tecnología móvil.

Tamaño pantalla : 9.4″ con tecnología BRILLIANT TruBlack™
Resolución de la pantalla : 1280 x 800
Cámara : Frontal -0.3 Megapixeles y Trasera -5.0 Megapixeles
Entrada para audífonos : Sí
Micro USB : Sí
Memoria : 16GB o 32 GB
Memoria externa : SD Card de tamaño completo (para transferencia de contenido)
Batería : Li-Ion 5000mAh
Procesador : NVIDIA® Tegra2 T20 de doble núcleo
GPU: NVIDIA ULP GeForce
Sistema Operativo : Android Honeycomb 3.2 (actualizable a 4.0)
Dimensiones : 24.13 cm (Largo) x 17.27 cm (Ancho) x 0.76 cm (Profundidad)
Peso (Aprox.) : 460 g.
Tecnología Bluetooth : Bluetooth Integrated Stereo A2DP (2.1 + EDR)
Wi-Fi : IEEE802.11b/g/n
Otros : PlayStation® Certified, Control remoto Universal, Tecnología DLNA

Esas fueron a grandez rasgos las especificaciones técnicas de la tablet para que de entrada las conozcan y sepan con qué tipo de tablet estamos lidiando aquí. Como pueden ver por la ficha, Sony presenta una poderosa tablet de buen tamaño (ligeramente más pequeña que un iPad 2) y una grandios relación valor-precio ($6,999.00 M.N. por la versión de 16GB y $7,499.00 M.N. por la versión de 32GB)
Ambas versiones son exclusivamente Wi-Fi ya que Sony optó por omitir la versión 3G en nuestro país, lo cual no es tan malo considerando la pésima y letárgica red celular que tenemos en México.

El diseño de la S es elegante, sofisticado, práctico y ergonómico, tanto que resulta bastante cómodo sostener la tablet en cualquier posición (quizá un tanto más cómodo en posición horizontal), con una o dos manos, incluso por largos periodos de tiempo. La curvatura en el extremo superior del aparato sirve como base para colocar los dedos y además brinda una leve inclinación al dispositivo para mejor lectura cuando éste se encuentra colocado sobre una superficie plana. Toda la estructura está fabricada en plástico negro brillante con los bordes laterales en un gris claro menos elegante pero que en conjunto logran una buena combinación. La parte delantera del aparato ostenta un impecable marco en color negro rodeando la pantalla de 9.4″ sin ningún botón interfiriendo, y siendo interrumpido únicamente por la pequeña cámara frontal de calidad VGA utilizada para video-conferencias o sesiones fotográficas de ego. La parte trasera cuenta con una textura medianamente rugosa para brindar mayor agarre a la hora de sostener el aparato, además de dos pequeños topes que sirven como patas para sostener el dispositivo y la cámara principal de 5 Mp con tecnología EXMOR pero sin flash. En los costados tenemos los botones de encendido, volumen y RESET (lado derecho) mientras que en el otro extremo encontramos la entrada de 3.5mm para audífonos así como las ranuras para tarjetas SD y el puerto micro USB. Aparentemente Sony se ha dado por vencido con el uso de sus memorias Memory Stick ya que la tablet desecha esta entrada en favor de una tradicional SD (no mini ni micro) empleada únicamente para la transferencia de archivos y no para expandir la memoria del dispositivo, tal y como hacen los smartphones u otras tablets. Lo mismo pasa con el puerto micro USB, el cual sirve sólo como medio de transferencia, nada más. Para cargar hay un puerto especial con una entrada de picos bastante peculiar y un tanto incómoda para ser sinceros.

La Sony Tablet viene equipada con la versión 3.2 del SO Honeycomb de Android, similar al de casi cualquier otra tablet disponible en el mercado, pero con ligeras variaciones propias del aparato. (Se espera que la actualización a 4.0 Ice Cream Sandwich esté disponible para mediados de marzo)
A diferencia de los aparatos de la familia Xperia, la tablet S no cuenta con aplicaciones propias de la marca como Timescape, aunque lo que sí podemos encontrar son la PS Store (para descargar juegos clásicos de PlayStation) y los servicios de Music y Video Unlimited… Los cuales no sirven en nuestra región desafortunadamente.
Otras de las funciones/aplicaciones exclusivas de esta tablet con respecto a la competencia son la psoibilidad de convertir a la S en un control remoto universal compatible con prácticamente cualquier aparato de cualquier marca, sin necesidad de complicadas programaciones, así como la inclusión de tecnología DLNA que permite al usuario compartir contenido multimedia inmediatamente con otros dispositivos de manera inalámbrica. De hecho es hasta divertido hacerlo ya que una vez seleccionado el elemento a transferir, el dispositivo te pide que lo envíes deslizando tu dedo hacia adelante como si “lanzaras” la foto o video hacia el aparato. Es casi como aventar shurikens sólo que 95% menos letal.

Así como otras tablets Android, la S tiene una interfaz de 5 pantallas principales donde se pueden colocar cuantos atajos, widgets y aplicaciones quepan, mismas que pueden acomodarse a nuestro gusto con sólo mantener presionado el dedo sobre el ícono. En esta pantalla principal también podemos observar un pequeño dock en la esquina superior izquierda que agrupa las aplicaciones favoritas o más usadas por el usuario; por el contrario, en el borde inferior derecho tenemos el clásico menú deslizable de notificaciones, status del equipo, batería, hora y demás. Y si la aplicación que necesitamos no se encuentra en ninguna de las 5 pantallas, entonces podemos entrar al menú principal que ordena alfabética o cronológicamente todo el software instalado en el equipo, mismo que podemos enviar instantáneamente a cualquiera de las pantallas principales con sólo presionar en el símbolo de +

Jugar en la S es una gran experiencia, ya sean juegos complejos que hacen uso de los controles digitales certificados por PlayStation o en títulos tan simples como Angry Birds, la tablet responde con una pantalla multi-touch sumamente responsiva, un procesador más que apto y un bastante decente sonido estéreo. El mayor problema en relación a este aspecto podría ser el display TFT LCD de menor resolución, brillo y resistencia que un AMOLED que se vuelve dificil de ver en un ambiente con luz de sol. La S trae dos juegos pre-instalados (Crash Bandicoot y Pinball Heroes) para que los usuarios experimenten la capacidad de la tablet y de inmediato entren a la tienda virtual a comprar más títulos.


En general el desempeño de la S es favorable: buena reproducción de video, gran velocidad de procesamiento tanto en programas como en descargas y en navegación de sitios web, excepto por los crashes típicos de Android que forzan cerrar procesos espontáneamente.
La tablet S de Sony sobresale en varios aspectos pero en cada uno encuentra también un pequeño problema que la detienen de ser grandiosa, por ejemplo: La cámara con sensor EXMOR CMOS toma fotos y video de buena calidad pero la falta de flash y la mala captura de audio arruinan un poco la experiencia. La inclusión de puertos micro USB y de tarjetas SD es una característica bien recibida pero, si a esos puertos se les sumara un USB 2.0 o 3.0 o al menos que éstos pudieran ser empleados como puertos de expansión hablaríamos de una compra obligada. La interfaz general, así como las adiciones propias de la marca se desenvuelven rápida, eficaz e intuitivamente, no hay problemas ahí, pero si todo marcha de una manera tan fluida, ¿por qué arruinarlo todo con un video de unos rayos de luz danzantes que dura casi 20 segundos cada que se prende el aparato?

En conclusión, la Sony Tablet S es un muy buen primer intento de la marca nipona por meterse de lleno y seriamente al competido mundo de las tablets. Su relción costo-beneficio es de lo mejor que hay actualmente en el mercado y representa una compra mucho más recomendable a una Playbook o una Galaxy pequeña. Como todas las tablets del mercado la S no está excenta de pequeñas fallas y puntos débiles que podrían ser mejorados en una segunda edición o corregidos con actualizaciones de firmware. Con la raquítica oferta de tablets que hay actualmente en nuestro país, la S se coloca como una excelente alternativa para aquellos no usuarios de iOS y una temible rival para otras tablets como la Galaxy 10.1 o la Thrive de Toshiba.

Enlace: Sony

Tamaño pantalla : 9.4″ con tecnología BRILLIANT TruBlack™
Resolución de la pantalla : 1280 x 800
Cámara : Frontal -0.3 Megapixeles y Trasera -5.0 Megapixeles
Entrada para audífonos : Sí
Micro USB : Sí
Memoria : 16GB
Memoria externa : SD Card de tamaño completo (para transferencia de contenido)
Batería : Li-Ion 5000mAh
Procesador : NVIDIA® Tegra2
Sistema Operativo : Android Honeycomb 3.2
Dimensiones : 24.13 cm (Largo) x 17.27 cm (Ancho) x 0.76 cm (Profundidad)
Peso (Aprox.) : 460 g.
Tecnología Bluetooth : Bluetooth Integrated Stereo A2DP (2.1 + EDR)
Wi-Fi : IEEE802.11b/g/n
Otros : PlayStation® Certified, Control remoto Universal, Tecnología DLNA

Comments are closed.