Shadows of the Damned Reseña

Un cazador de demonios más pelado que mi abuela pasada de copas, es el personaje central de uno de los juegos más torcidos de la temporada de verano. Estoy hablando de Garcia Hotspur en Shadows of the Damned, la más reciente obra de Goichi Suda (Killer 7), desarrollada en conjunto con Shinji Mikami (Resident Evil) y Akira Yamaoka (Silent Hill).

Este llamado Nightmare Team nos entrega una aventura llena de demonios, oscuridad y humor sexual. Ahora, a lo importante: Shadows of the Damned es un juego más o menos corto (afortunadamente), que nos deja con las ganas de algo que jamás llega. No es malo propiamente, pero su mecánica y temática ya han sido explotadas muy exitosamente por mucho mejores exponentes y éste no aporta nada de nada.

Garcia no cuenta con una gran variedad de poderes o armas, únicamente una pistola metamórfica  parlante, capaz de convertirse en una ametralladora y una escopeta, que se van desarrollando a criterio de cada jugador. La cámara sobre el hombro nos remite inmediatamente a las últimas entregas de Resident Evil y la música es inconfundiblemente Yamaoka; sin embargo, Suda 51 no alcanza el nivel de otras de sus obras, como las alocadas y emocionantes aventuras de Travis Touchdown en No More Heroes. El gameplay sigue siempre la tónica de disparar al punto rojo, como lo hiciéramos hace 20 años en Contra, y los elementos de “puzzle” son muy escasos y obvios.

La historia, por su parte, es bastante absurda y vacía. De verdad no sé qué pasó al respecto, yo esperaba mucho más. Hay un par de escenas al estilo side scrolling, como lo visto recientemente en Alice MR, pero no es suficiente para salvarlo. Un punto que sí me gustó, fue que antes de la pelea con cada jefe podemos encontrar un libro que nos da todo un marco contextual de éste, para conocer cabalmente sus motivos personales… demoniacos… bueno, ustedes comprenden. Si quieren entretenerse un rato, pueden rentarlo y ya. No encontrarán mucho replay value aquí.

Yo no veo  ni por donde puedan hacer una secuela, porque la historia no da para ello; pero de hacerlo, habría que pulir un montón de detalles. En fin, ustedes tendrán la mejor opinión, si deciden ponerse a cazar demonios para salvar a Paula, que cabe decir, es de lo mejorcito que este título tiene. Aunque malón, yo me quedo mejor con Splatterhouse, mucho más rudo y con unos desbloqueables bastante interesantes.

  • Diana

    Totalmente de acuerdo. Me arrepiento de haberlo comprado. La historia, aunque bizarra, bastante lineal, una jugabilidad pésima, unos enemigos demasiado… estúpidos; la dificultad muy baja y aun asi se dificulta por la mala programación de movimientos de García. Sin duda… De los peores juegos que han caído a mis manos. No lo compren.

  • Paula

    Pues yo lo he comprado, pasado y, si bien no es una obra de arte (pero cuál juego lo es?), sí que me ha gustado, cumple con lo que un gamer alejado de los actuales estereotipos busca… entretener. No todos los juegos tienen que ser copias de Zelda con puzzles hasta el hartazgo… Si alguna vez vieron la trilogia "Evil Dead" o si jugaron los juegos inspirados en dichas peliculas, sabrán lo que este juego tiene. No apto para gamers obsesionados con el nivel de dificultad o las comparaciones enfermizas.