Deus Ex: Human Revolution

 

Por Juan Manuel Ponce

Conspiraciones, nanotecnología y mucha exploración es parte de lo que ofrece Deus Ex: Human Revolution. El juego actúa como precuela de Deus Ex, uno de los mejores títulos del año 2000 y, sin duda, el exponente más importante del género cyberpunk en el mundo de los juegos de video.

Human Revolution nos traslada al año 2027, la tecnología ha avanzado a un punto en donde casi todos los componentes de nuestro cuerpo se pueden sustituir con partes sintéticas. Corporaciones y gobiernos compiten férreamente por tomar ventaja de las últimas innovaciones, mientras que la sociedad se encuentra dividida por los efectos y consecuencias de este nuevo paso en nuestra evolución.

Adam Jensen es nuestro personaje principal, él trabaja como jefe de seguridad de las Industrias Sarif, una de las líderes en el área de la biónica. La empresa es víctima de un atentado en el que el laboratorio y staff más importante son eliminados, incluida la doctora Megan Reed, interés romántico de Jensen, quien sufre de daño severo en varias partes de su cuerpo, que es reconstruido con lo último en tecnología.

Seis meses después Jensen retoma su puesto en Sarif para investigar actos de sabotaje realizados por grupos radicales, pero al investigar más a fondo Jensen descubre la correlación de éste y otros eventos con la férrea rivalidad entre Sarif, sus competidores y el gobierno, así como los hechos que acabaron con la existencia de Megan y, que al mismo tiempo, cambiaron su cuerpo y vida para siempre.

Deus Ex: Human Revolution se puede considerar como una mezcla de RPG, FPS y juego de aventura. Nuestro papel es descubrir la verdad, pero el juego nos da la libertad de hacerlo de distintas formas: podemos jugar Human Revolution como un juego de acción en donde las balas son nuestra única herramienta, podemos jugar a ser Sam Fisher o Solid Snake y cruzar el campo enemigo sin ser detectado, podemos jugar a ser un detective y explorar cada centímetro en busca de pistas o interrogar sospechosos para obtener información.

Al igual que el original, Human Revolution ofrece la posibilidad de mezclar o escoger una estrategia específica, no solo en cuanto a escenarios, sino también en experiencia de juego. Jensen tiene a su disposición un amplió arsenal que va desde explosivos, armas de fuego, hasta armas no letales. Al mismo tiempo, sus implantes biónicos le otorgan varias habilidades como hackear sistemas de seguridad, hacerse invisible, romper muros, manipular armas con precisión, etc. Cada acción que realicemos nos dará una recompensa en puntos de experiencia, para comprar las habilidades que nos ayuden más.

Sin embargo, aun después de haber dicho todo lo anterior, es importante comentar que Human Revolution premia más el sigilo y la exploración, así que si son fanáticos de Halo o Call of Duty, tómense unas clases de control de ira, van a morir más veces de lo normal. Esto se debe a que al inicio las habilidades y poder de Jensen no favorecen los encuentros a mano armada, a esto se agrega que el control es un tanto impreciso. Los que gusten de la exploración y el estilo de juego metódico, van a encontrar que el juego los recompensa en exceso, lo que no es tan malo si toman en cuenta que van a tardarse el triple de tiempo en cada misión.

Hablando de tiempo, la falla más grande de Deus Ex: Human Revolution son los tiempos de carga, no importa si lo juegos en Play 3, Xbox 360 o PC, el juego tarda en cargar entre 15 y 40 segundos. No sería problema si no fuera por el hecho de que el juego carga cada vez que sales/entras de una área grande. Cuando realizas una misión principal solo carga una vez, pero en las misiones secundarias veremos dos o más, o sea, Human Revolution requiere de mucha paciencia en todos los aspectos.

Otro punto controversial son los gráficos, los diseñadores de Eidos Montreal escogieron una paleta semi monótona, específicamente negro y oro, para diseñar el mundo de Human Revolution. Para compensarlo se dedicaron a crear cientos y cientos de edificios, personas y elementos, para que cada escenario no se viera repetido. El problema es que si bien a lo largo de la misión principal  encontraremos gran variedad en diseño y arquitectura, en las ciudades, que son el eje de las misiones secundarias, veremos los mismos edificios, personas y letreros una y otra vez, lo que rompe con la inmersión.

Estos detalles no terminan por tirar a la basura al resto de Human Revolution, la libertad de juego supera lo hecho por Mass Effect 2 y Fallout: New Vegas, lo que significa que pueden acabarlo más de tres veces con tácticas, resultados y finales diferentes. Aquellos que estén preocupado por la falta de Warren Spector, el creador de Deus Ex, siéntanse tranquilos. Eidos Montreal se esforzó en molestar lo menos posible a todos aquellos que jugamos el original, es cierto, Human Revolution es menos complejo, pero no al punto de quitarle la esencia, como sucedió en Deus Ex: Invisible War.

¿Cuál es la mejor versión? PC por mucho, especialmente si tienen una tarjeta de video Radeon. AMD trabajó de cerca con Eidos Montreal para integrar 3D, DirectX 11 y soporte para tres o más pantallas vía Eyefinity. Lo mejor es que no requieren una PC extremadamente poderosa, esta evaluación se hizo sin ningún problema de desempeño en una computadora con un procesador de doble núcleo a 2.8GHZ, 4GB de memoria y tarjeta de video Radeon 5750 (equivalente a una GeForce 450).

 

 

 

Comments are closed.